Archivo Mensual: mayo 2011

El primer Nivel 1 ITC que se impartió en España

Después de que el ITC de Suecia diera su visto bueno, hubo que convencer a nuestros amigos de Alava Ingenieros de que la idea del ITC en España era viable. La idea parecía poco creíble: ¿podía haber tanto interés y necesidad de formación en España para que esto saliera adelante? ¿Era posible de que las empresas pudieran prescindir de sus trabajadores durante una semana y además pagarles un curso de termografía infrarroja? En este sentido la empresa mostró una gran profesionalidad, y finalmente apostaron por la idea. Y hasta el momento no se han arrepentido ni creo que lo hagan! Hubo que montar el primer curso a toda máquina: preparar la traducción de los materiales al español, las actividades prácticas correspondientes, aulas, catering, visitas... todo aquello era un mundo, pero la verdad es que poco a poco lo fuimos consiguiendo. El primer curso quedó emplazado para la semana del 23 al 27 de junio de 2003. Vino Hans Hallin del ITC, jubilado el año pasado, un gran amigo, a realizar la auditoría del primer curso desde el ITC. La primera noche, la del lunes 23, recuerdo que fuimos a la noche de San Juan, en la playa de la Malvarrosa de Valencia, y nuestro amigo sueco Hans quedó maravillado con la perspectiva de cuatro kilómetros de linea de gente entrando en la playa a las doce de la noche a saltar las siete olas... como marca la tradición. En la foto anterior, de izquierda a derecha y de arriba a abajo: Angel Luis Benítez, de Helcosa, Tarragona Alberto Pérez Sanguino, de Electro Molina, SA Miguel Angel Pérez Prieto, de EADS CASA ESPACIO Miguel Pérez Artigas, de PREDITEC María José Fernández Fernández, de INDESCOP Francisco Martín Gallego María José Hernando Sánchez, de UNICAN Salvador Villanueva Llosa, del Instituto de Biomecánica de Valencia Carlos Mata Marcos Joaquín Lopez Davo, del Departamento de Construcciones Arquitectónicas de la Universidad de Alicante Javier Puente Crespo, de GOC Yo mismo... Francisco José Lema Dopico, de Televés María Victoria Gutiérrez del Villar, del CIDAUT y Oscar Puche Ormaetxea del CADEM A todos ellos les mando un saludo, gracias a todos vosotros!


Nuestros comienzos con la termografía (III)

En el último capítulo de esta apasionante serie, dejamos a Rafa Royo camino del curso de Nivel 1 en Suecia. El curso fue en las mismas oficinas de Flir en Estocolmo, a las afueras de la ciudad, Danderyd. Aparte del interés del curso en sí mismo, mereció la pena por visitar la propia ciudad de Estocolmo, tan distinta a lo que estamos acostumbrados. Y realmente descubres una ciudad que no te la imaginabas así: le llaman la Venecia del Norte, prácticamente todo el mundo tiene alguna embarcación. Está llena de islas. Y unos jardines realmente maravillosos. Lo peor es viajar en invierno, por supuesto, pero la primavera y el verano en Estocolmo son impresionantes: la naturaleza tiene poco tiempo para florecer y de verdad que es un estallido de vida. Entre los monumentos a visitar resalta el barco del siglo XVIII que se hundió en el puerto el mismo día que lo botaron, descubierto hace algunas decenas de años, y que gracias al agua tan fría se ha conservado igual que se hundió. Visitarlo es un auténtico viaje en el tiempo. En el curso de Nivel 1 conocí a Mikel Chronholm, uno de los mejores profesores en general que conozco, que mi hizo entusiasmarme con la termografía. El idioma era el inglés típico europo que entiende bien, y además Mikel lo habla perfecto. Recuerdo al compañero biólogo que se dedicaba a contar animales desde el aire, y a otro egipcio, muy entrometido, al que al final le tuvo que llamar la atención Mikel. Recuerdo que las prácticas se daban en el propio laboratorio del ITC, emplazado en los sótanos del edificio que, no os lo vais a creer, eran un refugio nuclear: se ve que hace muchos años, durante la guerra fría en muchas empresas se llegaron a construir: vaya puertas y paredes tenía aquello! En la cena del curso, a la que Mikel asistió con su novia rusa de entonces, fue cuando se me ocurrió proponer el tema de dar estos cursos en España. Creo que me tomaron por loco, casi peor que al egipcio, pero la propuesta como se ve no cayó en saco roto... aunque hubo que esperar dos años a que lo aprobaran!


Tecnología infrarroja de hace 20 años


AECTIR en las Fallas de Valencia

SIMULACIÓN INFORMÁTICA CREMÀ II La Termografía Infrarroja permite ver en la total oscuridad debido al calor que emite cualquier objeto. Asimismo, permite ver a través de cortinas de humo. Ello la convierte en la herramienta perfecta para tener controlados perímetros de seguridad en los que la imagen visual falla. AECTIR ha sido pionera en la incorporación de la Termografía IR a la seguridad en espectáculos pirotécnicos (2009), desde entonces ha trabajado periódicamente en las Fallas de Valencia en colaboración con el Cuerpo de Bomberos y Protección Civil y ha publicado sus estudios en congresos internacionales.


AECTIR en los medios

Apariciones de AECTIR  en distintos medios de comunicación: VIDEOS: AUDIOS: Aectir en RN Simulación Informática Crema Simulación Informática Crema - Cadena SER Simulación Informática Crema - Caena SER II Aectir en RNE ENLACES A SITIOS WEB: Fallas Valencia Universia.es Antena3.com Las Provinicias DOCUMENTOS PDF: Simulación Informática Cremá Simulación Informática Cremá - 20 Minutos Simulación Informática Cremá - Levante Aectir Fallas Prensa Universitat Politècnica de València


Nuestros comienzos con la termografía (II)

Después de aquella visión, pasó un tiempo y llegó la posibilidad de pedir a la Generalitat Valenciana una subvención para la compra de grandes equipos. La subvención era del 75% del importe correspondiente. Decidimos solicitar la compra de una cámara termográfica. Como nos movíamos en un intervalo de unos doce millones de pesetas, la legislación corriente en aquellos momentos obligaba a realizar un concurso público, con un mínimo de tres ofertas. O sea que encima había que buscar empresas que se presentaran y además formalizar un pliego de condiciones técnicas para el equipo. Vaya faenón. Por mi despacho pasaron diferentes compañías: una tuvo la gran idea de adjuntar al equipo la posibilidad de realizar un curso de formación de una semana en Suecia, pero en inglés. Aquello del concurso público fue toda una gran experiencia, y por otro lado bastante estresante, pero muy interesante: me llegaron a ofrecer de manera indirecta la posibilidad de pagarme un viaje a Londres, para "ver el sitio donde se producían las cámaras". Hay que decir que el equipo ofrecido tenía el tamaño de una cámara de video de esas antiguas que se llevaban al hombro. Otro señor al final del concurso me llegó a llorar diciéndome que si no le compraba el equipo no llegaba a la cuota de ventas y que lo iba a pasar muy mal. Y que te diga eso un vendedor impresiona, a mí por lo menos. De verdad que no me quiero poner en la piel de la gente que todos los días tengan que estar realizando este tipo de adquisiciones, por las presiones que tendrán que soportar. Finalmente resolvimos por un equipo de Flir, que en aquellos tiempos era lo más parecido a un ladrillo pero ya bastante portátil. Y con él el famoso curso de formación en Suecia, de una semana. Y nos fuimos para allá, a recibir el curso!


Nuestros comienzos con la termografía infrarroja (I)

Se sitúan allá por el año 1998. En aquellos momentos Alava Ingenieros era la empresa emblemática en todo lo relacionado con la ingeniería en España. No sé cómo nos llegó a la Universidad información de un seminario que organizaban en Valencia sobre termografía infrarroja, creo que en el hotel que en aquel entonces se llamaba Rey Don Jaime, de la cadena Meliá, situado muy cerca del Gulliver en el Parque del cauce del rio Turia. Me quedé realmente maravillado, impresionado, estupefacto de lo que era aquello de la termografía infrarroja. De verdad que se me abrió un mundo nuevo. Era como descorrer una cortina a algo entonces desconocido, o como supongo que lo que puede ser darte cuenta de que tienes un sentido más del que hasta ese momento estabas ciego. El jarro de agua fría vino cuando me acerqué al estrado a preguntarle al ponente, un señor de barba, que qué precio tenía aquello. -Pues sobre doce millones de pesetas -Pues muchas gracias Aquello estaba a años luz de las posibilidades del Departamento. Era el equivalente a 72.000 euros actuales al cambio, pero que hace doce años todavía suponía mucho más. Nada, muy bonito, pero para nosotros por ahora ciencia ficción, pero qué pena...


Infrared Training Center
Linkedin AECTIRyoutube AECTIR
El objetivo principal de AECTIR es poner a disposición de las empresas españolas la Termografía Infrarroja, una tecnología ampliamente desarrollada en otros países de nuestro entorno, con el propósito de incrementar su EFICIENCIA y COMPETITIVIDAD.
AECTIR // Agencia Española Certificada en Termografía Infrarroja - Política de Privacidad
©2017 - Diseño por Frucomedia