Nuestro primer InfraMation, 2003

29/06/2011

Nos habían hablado muy bien del Congreso Inframation: el mejor congreso sobre aplicaciones de termografía infrarroja de todo el universo, de verdad que merece la pena, oye, aunque sea en Las Vegas y esté al otro lado del mundo… Además coincidió que empezamos a tener trabajos interesantes de termografía, que realizamos en los bancos motor de Renault. En fin, nos decidimos, era una buena oportunidad para conocer mundo y darse a conocer.

Lo de Las Vegas es porque los hoteles son baratos, y la gente cuando acaba la sesión tiene cosas que hacer. Han intentado cambiarlo en ediciones sucesivas, pero al final han vuelto a Las Vegas.

Lo primero el viaje: si vais alguna vez no lo hagáis como mi primera vez. Los vuelos normales, desde Madrid, hacen escala en la costa este, con lo que te toca pasar inmigración, bajar maletas, volver a facturarlas, todo ya en el estado lamentable que llevas después de cruzar el Atlántico. Y hay que dar la cara ante el policía de la aduana, y explicarle que vas a un congreso de termografía, que mira, dice él, que hay gente rara por el mundo…

El segundo vuelo parece ya una tontería, pero todavía te cruzas todo Estados Unidos y ya llegas a Las Vegas realmente muy pero que muy mal, de madrugada, sin conocer aquello…

Entonces el Congreso y la estancia eran en el Hotel New Orleans, en la periferia de la ciudad. Cuando sales del aeropuerto, lo más barato son los autobusitos comunitarios. Ningún conductor de estos autobuses conseguía entenderme el nombre del hotel, que además yo intentaba pronunciar de cincuenta maneras diferentes. Al final te toca escribirlo y el conductor te dice: “Ahhh, New Orleans?” Pero, será tonto! si era lo mismo que yo decía pero abriendo diferente la boca.

Los hoteles son todos muy parecidos: un pedazo de edificio tematizado con el casino debajo, que entres a la hora que entres tiene gente jugando a las tragaperras. Llegué un día antes, con lo que aproveché para ir a visitar el Cañón del Colorado, que está al ladito. El primer viaje que vas merece la pena ir en avioneta porque aprovechas más el día, en coche, aunque se puede ir, son unas cuantas horas. Aterrizas en una reserva india donde luego comes. Con todo incluido creo que era sobre unos 300 dólares. De verdad hay que visitarlo, es una de las maravillas del mundo. La altura a la que lo ves no te permite apreciar la magnitud inmensa que tiene este cañón increíble.

El congreso en sí realmente impresionante: 300 personas hablando durante cinco días de termografía. Está muy bien montado: para los termógrafos americanos es la oportunidad perfecta para recertificarse simplemente asistiendo. Y el mercado americano por supuesto es gigantesco. Es una oportunidad increible de conocer aplicaciones curiosas, y muy interesantes, de la termografía.

Además están los clinics, cursos cortos de tres horas sobre aplicaciones de todo tipo: eléctricas, mecánicas, médidas, veterinarias… traté de asistir a todas las que pude.

Mi presentación la primera vez que asistí me la prepararon como poster, es normal sin conocerte. Se organiza un pequeño cóctel, y los asistentes van paseando entre los paneles, que se colocaron aquel año en el pasillo de entrada a las salas del Congreso. Al final Robert Madding, el doctor Bob, real alma del congreso, pasaba y se fotografiaba contigo entregándote el diploma de asistencia. Muy emotivo.

Después del Congreso, visita obligada al resto de hoteles tematizados: el Luxor que tiene forma de pirámide, el Bellagio, imponente, imitando villas de lujo y palacios de la toscana, el Caesar Palace, que a mí me recuerda un tebeo de Asterix… En Las Vegas se puede tener cualquier cosa a tu alcance, por supuesto si tienes dinero.

La semana se llega a hacer un poco larga, y casi al final estás deseando volver. Pero la experiencia mereció la pena. Tanto que hemos vuelto tres veces más!


Contactos internacionales: Attilio Bruno Verati en Brasil Proyectos de I+D con Renault España
Contactos internacionales: Attilio Bruno Verati en Brasil
Proyectos de I+D con Renault España

responder

Infrared Training Center
Linkedin AECTIRyoutube AECTIR
El objetivo principal de AECTIR es poner a disposición de las empresas españolas la Termografía Infrarroja, una tecnología ampliamente desarrollada en otros países de nuestro entorno, con el propósito de incrementar su EFICIENCIA y COMPETITIVIDAD.
AECTIR // Agencia Española Certificada en Termografía Infrarroja - Política de Privacidad
©2017 - Diseño por Frucomedia